¡Ya tenéis disponible el programa de esta semana!

Os dejamos la cuentra atrás de Iker Sagasti:

1. LAC dejó a Kansas por debajo de las 300 yardas de ataque, limitándoles a 53 snaps ofensivos; no es que ganaran de casualidad. Mike Williams abusó de Scandrick. Playoffs asegurados mientras otros con más nombre sufren y aún pueden ser Seed1. Merecen más respeto del que reciben.

2. Que los Chiefs son una potencia y favoritos a todo lo tenemos claro. Que generan alguna duda, también. LAC supieron contener su ataque y les remontaron 14 en 5 min. Tendrán que asegurar su Seed1 en la Americana en una difícil visita a Seattle. Les vendría bien reivindicarse.

3. Día feliz en Chicago que gana su división por primera vez desde 2010. Los Bears dejaron a Rodgers en 0TD/1INT mientras Trubisky jugó uno de sus partidos más sólidos del año. Saben a lo que juegan y creen en ello, son una alternativa muy peligrosa e incómoda para Saints y Rams.

4. “Nunca subestimes el corazón de un campeón” (Rudy Tomjanovic). Philly avisa en LA de que aún no ha muerto. Cuando los Eagles corren más de 28 veces siempre ganan el partido -ayer fueron 30- lo que sumado a un Foles que recuerda al del año pasado, ofrece un hilo de esperanza.

5. Las dudas llegan a LAR y se ciernen sobre su QB Jared Goff, que firma 7 intercepciones por un solo TD y el 55% de pases completados en los 3 últimos partidos. El bajón de los Rams es evidente y aunque no es una catástrofe, la dinámica no es buena. Deben recuperar sensaciones.

6. Pitt sacó el carácter y sobrevive con una victoria de prestigio. Paso al frente de la defensa y gran aparición la de Jaylen Samuels. No obstante, tendrá que seguir mejorando si quiere prosperar en la visita a Nueva Orleans la próxima semana. Tendrán que sudar para llegar a PO.

7. Los Pats están mal, no perdían 5 partidos desde 2009. WR imprecisos, defensa superada en muchas fases y falta disciplina (no veían tantos pañuelos desde 2014). No les descarto para nada, pero por primera vez en muchos años NE puede perder el Bye y no parte como favorito en PO.

8. Están flojeando los Texans en esta recta final, tienen los Playoffs prácticamente asegurados pero su juego no invita al optimismo. La OL vuelve a las andadas y no protege a Watson, pero con DeAndre Hopkins todo es más fácil. Puede que sea el mejor receptor de la liga.

9. Es una nueva era para Ravens con Lamar Jackson al frente. Su capacidad para correr vuelve al ataque impredecible y muy difícil de contener por lo que las prestaciones del equipo suben -su defensa es una de las mejores-. No los querría enfrente en playoffs por nada del mundo.

10. Son la revelación y uno de los más divertidos de ver, los Colts dieron un paso de gigante sometiendo a Dallas y dejándoles a cero por primera vez en 15 años. El planteamiento de Reich fue magistral. Necesitan ganar a NYG y Titans y esperar que Pitt o Ravens pierdan 1. Pueden.

11. SF se ha empeñado en amargar a equipos con posibilidades en la recta final. Jugando sin presión están disfrutando y más si es para ganar a su más encarnizado rival, los Seahawks que les habían ganado los 9 anteriores. Shanahan dio una exhibición. Seattle a falta de 1 para PO.

12. Hay que respetar lo que están haciendo los Washington Redskins. Con su cuarto QB, Josh Johnson, con la OL destruida y con medio equipo en la enfermería, remontaron en Jacksonville y siguen a medio partido de Playoffs. Mucho mérito aunque parece que se ahogarán en la orilla.

13. Minnesota se encuentra consigo misma volviendo a la senda del equilibrio carrera/pase. 20 toques de Dalvin Cook, 163 yardas y 2TD. Así, Cousins tiene más tiempo y juega mejor. Llegan a tiempo. A los Dolphins cuesta creérselos cuando han ganado 1 de 12 partidos fuera de casa.

14. Los Titans depositan sus esperanzas de llegar a enero en las manos de Derrick Henry. Tennesse corrió más del doble de veces de las que lanzó y controló el reloj también gracias a su buena defensa. Ganar a Redskins y Colts y que Pitt o Baltimore pierdan uno, no es tan difícil.

15. Sus opciones de PO son anecdóticas pero el hecho es que siguen vivos y jugando muy bien. La temporada de los Browns ya es un éxito y ha dado el paso que necesitaba en su evolución. Tiene dupla QB-RB para rato y una base sólida de equipo para soñar con un futuro brillante.